Saltar al contenido

Receta de panecillos de aceite de oliva y semillas de amapola

Panecillos listos

Tener algo para merendar a la mano siempre es una necesidad. Alguna bebida caliente, una galleta o un panecillo le dan a ese tiempo tan especial un verdadero momento delicioso.  Esta genial receta de panecillos de aceite de oliva y semillas de amapola te hará pasar excelentes momentos a solas o con las visitas.

Ingredientes de los panecillos

  • 20 g aceite de oliva virgen extra
  • 1 yema
  • 2 cucharadas de leche
  • Semillas de amapola al gusto o semillas de sésamo
  • 30 g azúcar
  • 8 g sal
  • 15 g leche en polvo
  • 15 g levadura fresca
  • 300 g al 150% de hidratación masa madre
  • 360 g harina de fuerza
  • 130 ml agua

Preparación de los panecillos de aceite de oliva y semillas de amapola

  • Para preparar 300 g de masa madre al 150 % de hidratación mezcla 40 g de masa madre de trigo al 100% de hidratación con 160 g de agua y remueve.
  • Añade 100 g de harina de fuerza. Déjala a temperatura ambiente durante 2 o 3 horas o hasta que la superficie se llene de pequeñas burbujas.
Masa madre a temperatura ambiente
Masa madre a temperatura ambiente
  • Echa 50 g de agua templada. Añade el azúcar y la levadura desmenuzada. Remueve hasta que el azúcar y la levadura se diluyan por completo.
  • Deja en reposo unos 10 minutos o hasta que se active la levadura.
  • Coloca en un recipiente harina. Añade leche en polvo y la sal y mezcla.
  • Una vez que la levadura se haya llenado de burbujas, empieza a preparar la masa. Añade al recipiente la levadura. Añade la masa madre. Añade 80 ml de agua fría y remueve.
  • Añade 20 g de aceite de oliva virgen extra. Intégralo a la masa.
  • Coloca la masa sobre una superficie limpia y seca.
  • Amasa con la técnica bertinet hasta que la superficie de la masa quede lisa y se cubra de ampollas.
  • Con un chorrito de aceite de oliva unta el recipiente.
  • Pon la masa dentro y déjala en reposo hasta que suba casi el doble. A 25°C tardará aproximadamente 1 hora.
  • Después de un tiempo amasa la masa durante unos 20 segundos, solo para deshincharla. Vuelve a dejarla en reposo hasta que vuelva a duplicar su tamaño.
  • Espolvorea la mesa con harina y coloca la masa sobre la mesa.
  • Con sumo cuidado amásala durante 1 minuto. Trata de no introducir mucha harina dentro de la masa.
Amasar durante un minuto
Amasar durante un minuto
  • Pesa la masa y moldea nueve panecillos del mismo peso. Al tener el mismo peso se te hornearán todos al mismo tiempo.
  • Colócalos en una bandeja forrada con papel para hornear.
  • Cúbrelos con un trozo de film transparente para que no resequen por fuera.
  • Déjalos en reposo hasta que dupliquen su tamaño.
  • Enciende el horno a 200°C con calor de arriba y abajo. Para que se vaya calentando durante 20 minutos.
  • Pon la yema en un recipiente y mézclala con leche.
  • Antes de meter los panecillos al horno, píntalos con la yema. Espolvoréalos con semillas.
Panecillos antes de hornear
Panecillos antes de hornear
  • Hornea los panecillos en la balda baja del horno durante unos 25 minutos o hasta que queden como a ti te gustan. Enfríalos en una rejilla.

Listo a disfrutar los deliciosos panecillos en tus próximas meriendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *