Saltar al contenido

Receta de galletas con un solo huevo

Galletas de un sólo huevo

Rellénalas a tu gusto, estas galletas con un sólo huevo son maravillosas por su textura, sabor y todo lo que puedes hacer con ellas, consúmelas con té o café y disfruta de este encantador postre en casa con amigos y familiares.

Ingredientes para hacer galletas de un huevo:

  • 220 g de harina de trigo común
  • 200 g de queso fresco
  • 1 huevo mediano
  • 50 g de mantequilla sin sal
  • 40 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear
  • 1 sobre de 8 g de azúcar de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • dulce de leche

Preparación de las galletas de un huevo:

  • En un recipiente tamiza la harina, ralla 50 gramos de mantequilla, debe estar fría. También ralla el queso debe ser fresco y sin sal, déjalo escurriendo un par de horas si es que llegase a tener agua.
  • Añade la pizca de sal, la cucharadita de polvo de hornear, 40 gramos de azúcar y la azúcar de vainilla o esencia. Mezcla muy bien todos los ingredientes.
  • Abre un huevo, échalo y mezcla.
Echando el huevo
Echando el huevo
  • Termina de hacer la bola de masa con la mano.
  • Es una masa muy blandita y agradable, no se pega a las manos.
  • Déjala en reposo veinte minutos, luego, ponla en una mesa y estírala en círculo de dos a tres milímetros de grosor. Vas a notar que se estira fácil ye s manejable.
  • Con ayuda de un vaso o un corta pastas haz círculos por la masa para obtener la forma de las galletas.
Cortando las galletas
Cortando las galletas
  • Los restos recógelos y vuelve a estirarlos en círculo.
  • Con algo muy fino que tengas en casa, comienza a hacerle rayitas a cada círculo sin cortar la masa hasta abajo.
  • Dobla con tus dedos la galleta a la mitad y voltéala, coloca una cucharadita de crema de leche o lo que desees y ciérrala.
  • Colócalas en una bandeja con papel para hornear y mételas en el horno a 180 grados con calor de arriba y abajo, recuerda precalentar el horno durante veinte minutos.
  • Puedes dejarlas cocinar hasta que se doren, aproximadamente veinte minutos.
  • Sácalas y espolvoréalas con azúcar glas.

Ya están listas nuestras galletitas con un solo huevo, perfectas, doradas y crujientes pero a la vez tan suaves que te van a encantar. Pruébalas con una deliciosa taza de café o también con la bebida que más te agrade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *