Saltar al contenido

Bollos de canela y azúcar

Bollos de canela y azúcar

Denominados Plyushki, los bollos de canela y azúcar son deliciosos y muy hermosos así que te van a encantar con tenerlos solamente en la mesa, puedes acompañarlas con canela o simplemente azúcar, verás que se convertirán en tu receta favorita una vez le agarres el toque de preparación.

Su nombre hace alusión a “masa aplastada” aunque también puede atribuirse a la felicidad, serenidad.

Ingredientes:

  • 335 gramos de harina de fuerza
  • 180 gramos de agua templada
  • 8 gramos de levadura fresca
  • 25 gramos de azúcar
  • 5 gramos de sal
  • 20 gramos de mantequilla o aceite
  • 1 huevo para pintar las Plyushki
  • Azúcar, canela y aceite o mantequilla, esto corresponde al formado

Preparación:

  • En un vaso coloca levadura desmenuzada, puede ser de la fresca (8 gramos o 2,8 de la seca).
  • Añádele 10 gramos de azúcar junto con 180 gramos de agua con una temperatura entre 35 y 40 grados. Remueve y deja la solución en reposo por unos diez minutos para que se active la levadura.
  • Sabrás que está activada cuando al removerla salen burbujas.
  • En un recipiente grande, vierte la harina, añade la sal y la azúcar restante, remuévelo con una cucharilla.
Remover harina, azúcar y sal con una cucharilla
Remover harina, azúcar y sal con una cucharilla
  • Añade la solución de la levadura y remueve hasta que todos los ingredientes se mezclen entre sí.
  • Ahora agarra la masa con la mano e intenta hacer una bola grande.
  • Tapa el recipiente y deja la masa en reposo unos veinte minutos para que se humedezcan las partículas de harina.
  • Vuelca la masa sobre una mesa limpia y seca. Amasa hasta que se vuelva uniforme.
  • Pasado cinco minutos, añade la mitad de la mantequilla, yo la he usado clarificada.
  • Integra la mantequilla a la masa.
  • Añade la mantequilla restante y realiza el mismo proceso para integrarla.
  • Amasa por cinco minutos más.
  • Al final de amasar, la masa quedará muy agradable al tacto, nada pegajosa.
  • Unta el recipiente con un chorrito de aceite, pon dentro la masa, tápala y deja que suba triplicando su tamaño. En cincuenta minutos más o menos subirá, espíchala y déjala subir.
  • Pon la masa sobre la mesa y amásala un minuto.
Amasar por un minuto
Amasar por un minuto
  • Pésala y divídela en cinco trozos del mismo peso.
  • Haz bolitas y déjalas reposar diez minutos.
  • Prepara la mezcla de azúcar y canela (4 de azúcar y una de canela), aunque esa cantidad va al gusto.
  • Forra la bandeja con papel para hornear, estira las bolitas en forma de óvalo con un largo de 18 centímetros.
  • Pinta los óvalos con aceite.
  • Espolvorea con azúcar y canela, pasa el rodillo por encima para adherir la azúcar a la masa.
  • Enróllalo longitudinalmente.
Enrollar longitudinalmente
Enrollar longitudinalmente
  • Una vez los rollos hechos, agarra uno y júntalo por la mitad, une sus extremos y con un cuchillo córtalo longitudinalmente en dos, dejando un centímetro en el extremo sin cortar.
  • Coloca los rollos en la bandeja abriéndolos en forma de corazón.
  • Tápalos con papel transparente y déjalos que dupliquen su tamaño.
  • Enciende con antelación (veinte minutos) el horno a una temperatura de 210 grados con calor de arriba y abajo.
  • Diez minutos antes de meterlos, abre un huevo y bátelo con una cucharada de agua, una las torrejas con esta mezcla.
  • Espolvoréalos con azúcar, hornéalos unos quince minutos o hasta que queden a tu gusto.
  • Sácalas del horno y enfríalas encima de una rejilla, una vez frías quita los bordes de azúcar derretida.

Quedarán muy esponjosas, ponlas en un plato y disfruta esta delicia, acompáñalas con una buena bebida y grandes amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *