Saltar al contenido

Receta de cheesecake japonés

Delicada, divina y con muchos trucos por aprender. Esta cheesecake japonés es una mezcla de tarta y suflé, por eso, su textura es temblorosa y muy gustosa para todos, se desvanece al probarla.  Con un sabor increíble, hoy te enseñaremos a hacer este postre, sigue las instrucciones y el paso a paso con nosotros.

Ingredientes del cheesecake:

  • 6 huevos grandes talla L
  • 80 ml. de leche entera
  • 55 gramos de mantequilla sin sal
  • 200 gramos de queso crema tipo Filadelfia
  • 50 a 70 gramos de azúcar
  • Ralladura de un limón
  • Una pizca de sal
  • 90 gramos de harina todo uso
  • 1 cucharada de zumo de limón

Preparación del cheesecake japonés:

  • Encendemos el horno con calor de arriba y abajo a 160 grados.
  • Separa las yemas de las claras. Las claras las metemos en la nevera.
  • En una olla, ponemos la leche entera, agregamos la mantequilla, el queso crema y la azúcar. Recomendamos colocar solo 50 gramos, si te gusta muy dulce añade 70.
Preparando todo poco a poco
Preparando todo poco a poco
  • Colocamos a fuego medio hasta que el queso y la mantequilla se derritan completamente. Cuando veas que la mezcla esta homogénea y liquida, retírala del fuego.
  • Rallamos el limón. Solo nos interesa la parte amarilla de la piel, sin la blanca porque se amarga. Añádelo a la mezcla, echa las yemas una pizca de sal y remueve muy bien.
  • Tamizamos la harina en la mezcla, así logramos un cheseecake más esponjoso. Remueve muy bien hasta retirar los grumos.
Mezcla sin grumos
Mezcla sin grumos
  • Saca las claras de la nevera y montalas hasta obtener que espume completamente. Añade una cucharada de zumo de limón y una cucharadita de azúcar. Sigue revolviendo y echa otro poco de azúcar.
  • Remueve un poco más y echa la azúcar restante, cuando veas que las claras tienes picos blandos, deja de batirlas.
  • Añadimos una pequeña cantidad de claras a la primera masa, la integramos de abajo hacia arriba.
  • Cuando veas que la mezcla esta uniforme, añade el restante de claras, remueve con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta obtener una masa de un solo color, sin ráfagas blancas o amarillas, todo debe ser uniforme.
  • Es importante remover con mucho cuidado para que se mantengan esponjosas las claras.
Removiendo la mezcla
Removiendo la mezcla
  • Agarra un molde de 20 centímetros por 8 centímetros. Coloca en el fondo un trozo de papel para hornear y vierte la mezcla adentro.
  • Agarra un palillo y ara que nos quede bonito por fuera, haz circulitos en la masa, creando un espiral. Da algunos golpecitos sobre la mesa.
  • Mételo en el horno unos cuarenta minutos, con una bandeja abajo, con agua.   
  • Pasados los 40 minutos baja la temperatura a 130 grados y hornea la tarta otros 30 minutos.
  • Apaga el horno, pero déjalo adentro unos 15 minutos.
  • Sácala y déjala reposar unos minutos.
  • Separa los bordes del molde, tápalo con un plato y dale la vuelta para desmoldarlo.
  • Adornamos a nuestro gusto y listo.

Muy delicioso nuestra cheesecake japonés. Comparte esta receta con amigos y familiares, sorpréndelos en una ocasión especial con este postre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *